6 canciones que hablan de prostitutas y no lo sabías 

La llaman la profesión más antigua del mundo. Y la realidad es que esta afirmación es muy cierta ya que desde el Antiguo Testamento se da fe de esta práctica muy extendida a lo largo y ancho de todo el mundo.

De esta manera podríamos imaginar a los primeros compositores humanos cantando sobre lo que desde entonces ha perdurado como un bastión de inspiración musical: la prostitución.  

Ha habido muchos músicos  a lo largo de la historia que le han rendido culto a esta profesión pero estas son las 6 canciones que hablan sobre la prostitución y quizás no lo sabías.

¿Antes de continuar, sabías que existen sitios de citas en España específicos de este tema? Los clasificados ya han quedado atrás, y web 2.0 también ha llegado aquí

Puesto número 1 – Queen con Killer Queen

 Siendo una idea original del líder de la mítica banda  Freddie Mercury, y alcanzando el número 2 en las listas del Reino Unido, este registro fue posible gracias al uso de dos pianos, dos bajos y una armonía vocal de cuatro partes.  En 1975, se realizó como parte de Queen’s A Night At The Opera Tour, en un popurrí después de Bohemian Rhapsody. Mercury no hizo ningún comentario sobre el significado de la canción y explicó: «Se trata de una prostituta de clase alta.  Estoy tratando de decir que las personas con clase también pueden ser prostitutas. De eso se trata la canción, aunque preferiría que la gente pusiera su interpretación «.

Puesto número 2  – Donna Summer con Bad Girls

«Bad Girls» fue lanzada en el álbum de triple platino, Bad Girls, junto con los éxitos «Hot Stuff» y «She Works Hard For The Money». Pero es la música en sí misma la que califica esta canción como una de las 5 principales. El pegadizo riff «toot-toot, beep-beep» luego sería sampleado en numerosas canciones de hip hop, especialmente por Aaliyah en la canción «Ladies in the House».

 

Puesto número 3 – Randy Travis con Three Wooden Crosses

Para aquellos que no entienden o no les guste  completamente el atractivo de la música country / western / gospel, es útil darse cuenta de que el énfasis principal, más que cualquier otro estilo, está en la naturaleza narrativa de las palabras de la música.  Dicho esto, «Tres cruces de madera» cuenta la historia de cuatro personas;  un granjero, un maestro, una prostituta y un predicador, que están involucrados en una colisión entre un autobús y un camión de dieciocho ruedas.  Las tres personas que no son prostitutas mueren en el accidente, pero la prostituta sobrevive y, al concluir la canción, se revela que es la madre del narrador de la canción, que en última instancia también se convierte en predicadora.  Fue galardonado con la canción del año en 2003 por la Country Music Association.

 

Puesto número 4  – The Ramones con 53 y 3

Escrita en el año 1976 por el bajista Dee Dee Ramone, esta canción trata sobre un miembro de las fuerzas armadas de Usa, también llamados boina verde que mata a una prostituta con una navaja de afeitar y ahora está siendo perseguido por la policía (aunque no está del todo claro).  El título se refiere a la esquina de la calle en Manhattan, una vez famosa por su animada escena de prostitución masculina, y donde ahora hay una iglesia. La canción fue cubierta por Metallica en 2002, el mismo año en que los Ramones fueron incluidos en el Salón de la Fama del Rock And Roll, y Spin Magazine los clasificó como la segunda banda más grande de todos los tiempos, sólo detrás de los Beatles.

 

Puesto número 5 –  The Flight of the Conchords con You Don’t Have To Be A Prostitute

 The Flight of the Conchords Una parodia de «Roxanne» de The Police, esta canción gana un lugar en una lista de hermosas canciones porque es extremadamente divertida, y cuando es lo suficientemente bueno, el humor logra belleza. 

 

Puesto Número 6 – Los Miserables con I Dreamed A Dream

Ciertamente no es la canción más explícita de esta lista, apenas toca el acto de prostitución per se, pero el personaje que la canta se prostituyó, así que lo contaremos dentro de las mejores.  Esta selección está aquí principalmente debido a la actuación de Susan Boyle en 2009 en Got Talent de Gran Bretaña, que, independientemente de su opinión sobre Susan, la canción o ese programa, fue un fenómeno cultural.  Su interpretación de la canción la transformó en una estrella internacional (en vistas virales, por lo menos), y volvió a popularizar una obra digna.